Cáritas Guatemala | Evaluación de consumo de alimentos en niñas y niños
16684
post-template-default,single,single-post,postid-16684,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-12.1,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive

Evaluación de consumo de alimentos en niñas y niños

Para lograr el desarrollo integral es necesario garantizar en la primera infancia: salud y nutrición adecuada; educación a través de la estimulación en el hogar, la comunidad y el entorno escolar; protección frente a la violencia; y atención al desarrollo cognitivo, social, emocional, físico y lingüístico.

Todos estos aspectos determinan de una u otra forma la cantidad de conexiones que forman las neuronas y la plasticidad que estas puedan lograr.

La estructura del cerebro se define en los primeros mil días de vida por lo cual planificar y ejecutar acciones enfocadas en esta etapa significa que los Estados garanticen condiciones de equidad para que todas y todos tengan un inicio justo. (Primeros mil días corresponde a la etapa desde la gestación hasta los dos años.)


Sin comentarios

Publicar un comentario

Evaluación nutricionalODK